Entrada_blog

Empezando un blog

Esto es lo primero que voy a escribir en mi nuevo blog. Esta es mi primera entrada y quiero hacerla muy, pero que muy bien. Llevo días leyendo artículos interesantes en los que inspirarme. Llevo días buceando en las cuentas de Twitter de mis profesionales de referencia. He visto, en las últimas semanas, decenas de temas de WordPress. He desojado una margarita preguntándole si la foto que he elegido de avatar me gusta o no me gusta. He comprado un dominio con mi nombre. ¡Con mi nombre nada menos! Y ahora estoy escribiendo mi primera entrada, esa que voy a firmar con mi foto y mi nombre, nada menos.

Como podrás hacerte una idea, llevo retrasando este momento una eternidad. Con lo que respecta a mi marca personal me he convertido en una procrastinadora excelente. Soy efectiva en mi trabajo para los demás. No solo soy rigurosa a la hora de cumplir objetivos, plazos y tareas, sino que intento aportar valor añadido a cada encargo, a cada cliente, en cada reunión. De eso va la proactividad ¿no? Pues eso es lo que dicen de mi. Pero cuando se trata de una misma… Ay, cuando se trata de una misma.

Hace un par de años cayó en mis manos un libro de Andrés Pérez Ortega sobre Marca Personal. No solo lo leí sino que hice borradores de proyectos y esbocé ideas en papeles que luego terminaron en el fondo de un cajón cuando la prioridad de mi trabajo en aquel momento apremiaba. Meses después coincidí con él en un evento en una Universidad y recordé aquellos papeles. Me dije: “Vale, los papeles no funcionaron. Lo intento en digital”. Y me hice una lista de tuiteros especialistas en Marca Personal y empecé a leer blogs y compartir entradas y… espera, no tengo tiempo, mi trabajo me reclama.

Después de cambiar de trabajo, de luchar por especializarme, por ser mejor profesional, por seguir aprendiendo sobre un entorno tan cambiante y tan emocionante como el digital, me di cuenta de que, en realidad, no había hecho nada. Vale, tal vez exagere. Sí que he hecho muchas cosas que me han convertido en la profesional que soy y, por supuesto, dejar un buen recuerdo en los entornos profesionales por los que he pasado forma parte de mi marca personal pero ¿es eso todo? Por supuesto que no. Si quiero decirle al mundo que soy una enganchada a los medios sociales, no basta con eso. Tengo que demostrarlo.

Ahí fue cuando me di cuenta del tiempo que estaba perdiendo dejando siempre a un lado el trabajo en mi propia presencia. Nunca voy a tener todo el tiempo del mundo, nunca voy a encontrar la plantilla de WordPress perfecta, nunca voy a decidir cuál de todas las fotos que no me gustan es la que más me gusta para mi avatar. Simplemente voy a empezar.

Así que aquí estoy. Decidida a tener un blog que lleve mi nombre y en el que comparta con vosotros mi experiencia. Lo que sé y lo que no sé, las cosas que me sorprenden cada día en esto de la comunicación digital. Esta es mi primera entrada y esto no es otro blog sobre marketing en medios sociales. Este es el blog de Rosa Montero Glz.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario