Twitter

Una década de Twitter

El 21 de marzo se cumplieron 10 años desde la publicación del primer tuit. Una década de Twitter, nada menos. Durante toda la mañana pude ver campañas en la red, mensajes de todo tipo usando GIFs para todos los gustos, imágenes más o menos originales, con el hashtag oficial, que fue Trending Topic todo el día, o con otros improvisados para la ocasión. De eso que te enredas y empiezas a leer artículos sobre la cantidad de cosas que han pasado en estos 10 años y cómo la red de microblogging ha cambiado la forma en que entendemos la comunicación y la información y… bueno, ya sabes de qué hablo.

Twitter_1

 

O, espera, a lo mejor no lo sabes. He de reconocer que Twitter es una herramienta fundamental en mi día a día. Es donde busco las noticias para saber qué está pasando y también las opiniones para analizar qué está pasando. Es donde encuentro contenido extra sobre las cosas que me gustan. Es donde comparto mi trabajo con profesionales y amigos. Es una dosis de inmediatez global que hace que me sienta conectada con el mundo. Consciente de su influencia, confieso que, no solo mi red favorita en lo profesional por cómo pone a prueba mi creatividad a la hora de generar contenido para las cuentas que gestiono, sino que además es el sitio social digital en el que me encuentro más cómoda. Esto es lo que me pasa a mi. Y seguro que a ti también. Casi seguro, al menos. Porque lo cierto es que no pasa un día en que no tenga una conversación en la que alguien me diga: “Yo es que eso no lo entiendo”, o “pero ¿para qué lo usas? Porque yo me abrí una cuenta una vez y no sé que hacer” o (esta es mi favorita) “¿Eso para qué sirve?”.

Lejos de quedarme sin respuestas, cada vez que me dicen algo así me vengo más arriba, como dicen en uno de mis perfiles de empresas favoritos. Una cosa está clara: No sirve, per se, para nada. Sirve para lo que sus usuarios quieran que sirva. Cualquier herramientas es compleja o sencilla, es amable, innovadora o peligrosa, por los usos que le demos ¿no? Pues igual pasa con el entorno del pajarito. Su valor está en lo que hagamos con ella y, en este caso también, en quién está ahí. Muchos no usuarios seguro que conocen de la existencia de esta red porque ha visto en las noticias de televisión que tal o cual político ha publicado determinado mensaje, por ejemplo. Esto nos da una pista de la importancia de esta plataforma como dinamizadora de ideas y pensamiento. O para votar a concursantes de realitys, vaya, que de todo hay y lo sabes.

La cuestión es que los datos como empresa no son muy esperanzadores. Está muy lejos en usuarios activos de Facebook o Instagram y no crece desde hace meses. Pero ¿hay que seguir creciendo o hay que mejorar? 

Si eres alguna de esas personas que alguna vez me ha preguntado o lees esto y también te lo preguntas, te animo a que te respondas tú mismo sumergiéndote en Twitter y si después, resulta que no es para ti, no te estarás perdiendo nada. Eso sí, te advierto, cuidado que engancha.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario